miércoles, 9 de mayo de 2018

Sexología: El sexo a por todas

Las noticias sobre el sexo son como las primicias de los periódicos: hay una pizca de verdad y mucho aderezo para darle color a temas que a veces son solo grises. O, por el contrario, para quitarles importancia a otros que realmente son esenciales. En el universo del sexo se han ido pergeñando todo tipo de atributos, buenos y malos. He aquí algunos de ellos vinculados, sobre todo, a ese papel mezquino, arbitrario, maltratador y definitivamente injusto, e irreal, con el que se ha castigado a la mujer.

Veamos. No es cierto que los hombres estén más dispuestos que la mujer a tener relaciones sexuales. Dicho así, en general, y considerando las actividades de unos y otras, a igual desempeño de actividades, las mujeres tienen tanta necesidad de disfrutar de relaciones sexuales frecuentes como los hombres. Los ciclos hormonales de ellas pueden influir, mínimamente, en este prejuicio deliberadamente diseñado por una sociedad en la que el papel de la mujer demuestra, día a día, que "el infierno son los otros" y no ellas. 

Las mujeres no son más apetecibles porque exhiban una apariencia de dulzura, comedimiento y pudor. En absoluto. Es cierto que una mujer-pantera puede desactivar el deseo del hombre porque lo golpea en un ego falsamente hinchado. 

Pero lo cierto es que a las mujeres les encanta aventurarse en el sendero del sexo, está claro, los juegos con artilugios eróticos convencionales o excéntricos y que muchas sienten mucho morbo con...


No hay comentarios:

Publicar un comentario