jueves, 17 de mayo de 2018

Relato erótico: Flirt

...Me vio cuando quedé atrapado por la maravilla que tenía allí, a centímetros, entre sus muslos y ella, acariciándome la cabeza, dijo, simplemente… ‘Hazlo’. 

“Le aparté las piernas y sumergí la cabeza en aquel desfiladero que olía a jazmines, creo, y lamí la raja, la sorbí, la ensalivé, le metí la lengua en la vagina, realicé mil firuletes sobre el clítoris mientras ella se recostaba y gemía con un ardor contagioso… Tuvo un orgasmo y sentí sus jugos en mi boca…

“Me apartó ligeramente para quitarse el vestido. El cuerpo más hermoso que he visto nunca estaba allí. Cubierto solo con mi vendaje. 

“Me quitó la ropa, me sentó sobre el sofá y se arrodilló delante de mí. La besé en la boca antes de que se ocupara de mi verga al borde del estallido. La acarició, la lamió, la ensalivó, me succionó el glande mirándome a los ojos, lamió el tronco hacia abajo y sin dejar de masturbarme devoró mis huevos para chuparlos dentro de la boca, uno a uno, hasta regresar al falo y prácticamente tragarlo en una garganta profunda enloquecedora…

“Unos segundos después me montaba en vaquera, los pechos en mi boca, subiendo y bajando por la verga y moviendo las caderas como una danzarina exótica, sin dejar de besarme o de meterme los pezones entre los labios mientras mis manos la cogían por las nalgas y un dedo le buscaba el orificio del ano para jugar...


No hay comentarios:

Publicar un comentario