miércoles, 21 de marzo de 2018

Sexología: Azótame amor...

...El sexo prohibido pone desde siempre sobre el tapete todas esas situaciones que nadie desea que salgan a la luz. Hasta el desarrollo de las nuevas tecnologías esa discreción parecía muy segura. Hoy cualquier adolescente que se pelee con su novia publica en la www fotos de ella en paños menores o el personaje popular aparece en situación comprometida en una grabación clandestina de una de sus amantes abandonadas… 

Una pareja en la intimidad es dueña de convertir sus peculiaridades en acciones placenteras, siempre consensuadas, y con un rédito de lujuria casi imposible de prever. La mujer desnuda que se deja atar, amordazar y vendar mientras aguarda, vulnerable, que el amante, o la amante, claro, comiencen a ocuparse de sus zonas erógenas.

El hombre, igualmente atado, que siente un placer inédito porque está acostumbrado a tener el control y de pronto se ve esclavizado por el deseo, el placer… de la pareja que está a punto de… ¿de qué? 

Y esa incertidumbre es la que lleva la libido a cotas insuperables...


No hay comentarios:

Publicar un comentario