jueves, 16 de noviembre de 2017

Relato erótico: La llamada

Cuando escuchó el ring del teléfono celular estuvo a punto de estrellarlo contra la pared. Se había olvidado de quitarle el sonido. Maldijo mientras buscaba el aparato en la mesilla de noche y echó un vistazo a la pantalla. No conocía el número, aunque por alguna razón que no pudo comprender en el momento, decidió atender. 

La voz era sensual y de inmediato vio a la muchacha. Joven, hermosa, de larga cabellera castaña y un cuerpo juvenil y apenas contenido por un bikini escueto.

-Déjame entrar -pidió ella.

El tipo, hechizado, abrió el Skype y era exactamente como la había imaginado unos segundos antes.

-¿Quién eres? -preguntó, completamente entregado a la llamada inoportuna ahora convertida en una atracción impostergable.
-Soy tuya, si me dejas -repuso la muchacha con ese tono de voz que le invadía la sangre y se acumulaba allí donde el falo está alerta y donde la erección no miente.
-¿Qué tengo que hacer? -quiso saber, una mano apretando la verga como si allí residiera la respuesta al misterio.

Ella desapareció de la pantalla y el tipo miró desolado el teléfono convertido en un insondable pozo de silencio.

Entonces sintió la mano caliente en su hombro y lo supo. Estaba allí. Se giró en la cama dejando caer el teléfono mudo.

La sonrisa de la muchacha era deslumbrante y la mano hervía sobre su hombro y continuó hirviendo cuando recorrió su...


No hay comentarios:

Publicar un comentario