miércoles, 22 de noviembre de 2017

LA BOCA, ESA MARAVILLA

...Las caricias en las nalgas, los huevos o el perineo son un acompañamiento enloquecedor de la felación. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la presión de los dedos debe ser la adecuada para que no produzcan cosquillas y "liquiden" el placer que va creciendo.

La mujer que goza de la felación, la practica con ganas y lo hace con un compañero de juegos más o menos fijo, sabe muy pronto cuándo lamer, cuándo chupar y, lo que es decisivo… cuándo succionar, el truco más endemoniado en la búsqueda del orgasmo oral…


No hay comentarios:

Publicar un comentario